Archivo | Seguridad de sistemas de almacenaje RSS for this section

Consejos básicos para mantener la seguridad en tu almacén

Cómo mantener la seguridad en tu almacén

Los almacenes pueden ser lugares peligrosos de trabajo. Los equipos de manutención utilizados para la manipulación de las mercancías están constantemente moviéndose entre estanterías, pasillos de trabajo y cargas, y la visibilidad no siempre es buena. Adicionalmente, en muchos casos las unidades de carga están almacenadas en altura con el consiguiente peligro de caída de producto al suelo.

La seguridad en tu almacén es responsabilidad de todos

Todos compartimos la responsabilidad de la seguridad en un lugar de trabajo. Es clave la concienciación de todas las personas de que la seguridad es muy importante como el cumplimiento de horarios, sacar la producción o cumplir los plazos de entrega comprometidos con nuestros clientes.

Leer Más…

Anuncios

Seguridad de las estanterías metálicas

estanterias metalicas seguridad

Para que nuestros almacenes puedan contar con sistemas de almacenaje seguros durante toda su vida útil, tenemos que tener en cuenta que las estanterías industriales son unas estructuras muy optimizadas a nivel técnico, que requieren de un control y seguimiento exhaustivo.

Para poder evitar los riesgos que se pueden dar en la utilización de estanterías metálicas industriales, previamente hay que saber identificarlos.

Los riesgos a los que tenemos que prestar especial atención son los que tienen que ver con:

  1. La especificación,
  2. El diseño,
  3. La fabricación ,
  4. El montaje de las estanterías metálicas

Puede haber consecuencia muy graves como la caída de las cargas o los accidentes de circulación.

A continuación, analizamos las consecuencias siguiendo los criterios de la Nota Técnica de Prevención 852, redactada para el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo por Gregorio Fernández Rougeot y Tomás Piqué Ardanuy.

Una caída parcial o total de las cargas paletizadas sobre los pasillos o zonas de trabajo, puede darse como consecuencia de una inestabilidad de la instalación o como consecuencia de acciones mecánicas sobre la misma.

¿A que puede deberse la inestabilidad de las estanterías?

Un diseño efectuado bajo unas especificaciones y/o datos incorrectos o inadecuados de las necesidades de uso de las estanterías pueden provocar la falta de resistencia mecánica de todo el conjunto o de algunos de sus elementos y/o uniones.

Esta inestabilidad puede producirse, también, como consecuencia de modificaciones posteriores efectuadas en la instalación.

¿Por qué se producen errores en el diseño?

  • Aplicación inadecuada de una Norma Técnica de Diseño.
  • Aplicación de la Norma Técnica de Diseño deficiente.
  • La definición de la unidad de carga paletizada a utilizar (dimensiones y peso de la carga y/o características de la paleta utilizada).
  • El tipo del equipo de manutención a emplear y sus características.
  • Las características del edificio donde se instalarán las estanterías (dimensiones, tipo de edificio, el tipo y las características del suelo, características ambientales).
  • Las características geodinámicas y los datos de la situación geográfica de la instalación.

¿Es arriesgado modificar las características de una estantería?

La respuesta es sí, ya que podemos ocasionar daños que afecten a la estructura debilitándola, dando lugar a un resistencia mecánica insuficiente del conjunto o de algunos de sus elementos y/o uniones.

Acciones de riesgo en la modificación de las características de la estanterías:

  1. Cambio en la configuración de los niveles de carga.
  2. Empleo de unidades de carga distintas de las previstas inicialmente que permiten o facilitan la sobrecarga de los largueros.
  3. Desmontaje y montaje inadecuado de las estanterías.
  4. Reubicación de las estanterías en suelos con condiciones inadecuadas.

Otra de las causas que provoca caídas de las cargas son las acciones mecánicas sobre la instalación. La más habitual son los choques o golpes de los aparatos o vehículos de manutención contra las estructuras.

¿Qué producen estos golpes?

  • Desenganche de los largueros y/u otros componentes.
  • Deformaciones elásticas o permanentes de los elementos.
  • Desplome de las cargas y/o elementos portantes.
  • Accidentes de circulación.

Estos accidentes pueden tener lugar en forma de choques entre vehículos y de atropellos a peatones. Las causas principales son:

  • Iluminación inadecuada que produce deslumbramientos o zonas de sombra.
  • Escasa anchura de los pasillos en relación al radio de giro o al tamaño de los vehículos y/o de las cargas a transportar.
  • Exceso de velocidad de los equipos de elevación, cruces mal señalizados, etc.

En ITE ofrecemos a nuestros clientes un servicio homologado y de total garantía para la inspección de las estanterías metálicas, su mantenimiento y la prevención de cualquier daño.

La seguridad de las estanterías: figuras clave

Partiendo del diseño y terminando por el uso en la operativa diaria, son múltiples las personas y funciones de la empresa que intervienen e interactúan con las estanterías y los sistemas de almacenaje de nuestros almacenes. Conocer el rol de cada una de estas figuras y la repercusión que tienen en la seguridad es importante para conseguir una utilización correcta y segura de las estanterías, así como un mantenimiento adecuado.

seguridad-de-estanterías

Estanterías convencionales para el almacenaje de carga paletizada

Diseño

Todo comienza en la concepción y el diseño de la solución de almacenaje a implementar. El usuario directamente o bien a través de un especificador tiene que fijar los datos de partida que se han de tener en cuenta en el diseño y el cálculo del sistema de almacenaje.

Los datos de partida comprenden informaciones relacionadas con la operativa de los almacenes como son las dimensiones del local o nave donde estará instalada la estantería, tipo y características del suelo sobre el que se instalarán las estanterías, las características de las unidades de carga incluyendo dimensiones y peso, información sobre los elementos auxiliares de la unidad de carga (por ejemplo el tipo de paleta utilizado), tipo y características de los equipos de manutención (como puede ser carretillas elevadoras) utilizados en la operativa diaria para la manipulación de las cargas y la utilización de las estanterías, entre otros.

Todos los datos anteriores tienen que ser tenidos en cuenta por el diseñador de la instalación. Generalmente el diseñador es el proveedor del sistema de almacenaje, que además de utilizar los datos de partida provenientes del usuario o del especificar, ha de aplicar las normas técnicas en vigor para asegurar el diseño seguro de las estanterías. Los datos de partida van a determinar por lo tanto la configuración final y las prestaciones de las estanterías.

Si los datos de partida no corresponden con la realidad del funcionamiento del almacén (como por ejemplo que las dimensiones de las unidades de carga sean mayores que las de diseño o los pesos superan a los indicados para el cálculo) se pueden estar generando situaciones peligrosas, reduciendo el nivel de seguridad para bienes y personas que están en contacto con los sistemas de almacenaje.

Los datos de partida que sean relevantes para determinar las prestaciones de las estanterías, así como la configuración resultante tienen que estar recogidos en un proyecto, y estar indicadas en una placa de características colocada en lugar visible para la consulta por parte de los trabajadores que utilizan las estanterías.

Cualquier modificación posterior que se produzca por motivo de cambio de los datos de partida o por traslado de las estanterías, tiene que ir acompañado de la correspondiente revisión del proyecto y de las placas de características.

Uso de las estanterías

Con la norma UNE EN 15635:2010 se crea la figura del PRSES (Person Responsible for Storage Equipment Safety), que es la persona designada por la dirección del almacén o de la empresa, responsable de mantener un funcionamiento seguro de las estanterías y de los sistemas de almacenaje presentes en las instalaciones de la empresa. Como ya indicamos en un post anterior, las funciones primordiales que ha de desarrollar el PRSES son:

–          Ser conocedor del proveedor de las estanterías y ser el interlocutor para las cuestiones relacionadas con la seguridad.

–          Fijar la formación que han de recibir los trabajadores para un uso seguro de las estanterías.

–          Contar con un procedimiento de inspección del equipo de almacenaje.

–          Contar con un informe de evaluación de riesgos potenciales.

–          Elaboración de instrucciones para prevenir y limitar los riesgos.

–          Disponer de las instrucciones de uso del proveedor de los equipos de almacenaje, y velar para que las estanterías se utilicen de acuerdo con estas las instrucciones uso.

–          Realización de inspecciones internas y externas por un experto de acuerdo con lo especificado en la norma.

–          Implantar un sistema de mantenimiento.

–          Implantar un sistema de prevención y reducción de daños, así como un plan de acciones inmediatas a acometer en caso de incidentes.

–          Investigar los daños sobre la estantería producidos durante la operativa en el almacén.

El PRSES además de conocer la naturaleza de las operaciones en el almacén, es una figura clave en todo lo relacionado con la seguridad de las estanterías, y su nombramiento se ha de hacer público y tiene que ser conocido por los trabajadores que interactúan con las estanterías.

Junto con el PRSES, la otra figura clave son los trabajadores del almacén que utilizan los sistemas de almacenaje como pueden ser preparadores de pedidos, o los operarios de carretilla elevadora que realizan las operaciones de carga y descarga de las estanterías. Estos trabajadores son los más directamente afectados por la seguridad de los equipos de almacenaje, teniendo que utilizar las estanterías de acuerdo con las instrucciones de uso del proveedor y las indicaciones del PRSES.

Es fundamental para mantener niveles adecuados de seguridad de las estanterías que los operarios pongan en conocimiento del PRSES cualquier incidente, golpe o elemento dañado que se produzca. Los equipamientos de almacenaje deteriorados y golpeados ven reducidas sus prestaciones de diseño y se convierten por ello en equipamientos inseguros.

Inspección

Las estanterías son equipos de trabajo y como tales tienen que someterse a inspecciones regulares de acuerdo a la legislación vigente, las normas técnicas de aplicación, la evaluación de riesgos, y la experiencia operativa propia del almacén.

Por una parte la empresa ha de contar con inspectores internos que realicen revisiones de las estanterías de acuerdo con las instrucciones y protocolos realizados por el PRSES, y guardando registro escrito de las mismas. Estos inspectores internos pueden ser personal propio de la empresa que han de contar con la formación necesaria para desarrollar la labor de inspección.

Adicionalmente, las estanterías se han de someter a una inspección externa realizada por un experto al menos una vez cada 12 meses. Este experto ha de contar con experiencia acreditada en el sector y la formación necesaria para poder llevar a cabo esta función.

Mantenimiento

Finalmente hay que tener en cuenta que las estanterías tienen que ser sometidas a reparaciones y mantenimientos continuados. Estos trabajos tienen que ser realizados por personal adecuadamente formado, ser conocedor de la naturaleza de los materiales manipulados, aplicar los manuales de uso y mantenimiento del proveedor del equipo de almacenaje, tener en cuenta las normas vigentes, y seguir las instrucciones del PRSES.

Como vemos, el estado de las estanterías es un aspecto importante en la operativa de nuestros almacenes y empresas. La seguridad de las mercancías almacenadas así como de los trabajadores depende de ello, y conocer las diferentes funciones que intervienen nos ayuda a conseguirlo.

INSPECCIÓN DE ESTANTERÍAS EN ONTARIO (CANADÁ)

El ministerio de trabajo de Ontario (Canadá) lleva a cabo una campaña de inspección de estanterías.

Vista de las cataratas del Niagara

Vista de las cataratas del Niagara

El estado canadiense de Ontario comparte las cataratas del Niágara con el estado vecino de Nueva York (EEUU). Con una extensión que dobla la de España no llega siquiera a un tercio de su población con 13 millones de habitantes. En Ontario se encuentra Ottawa (capital de Canadá) y Toronto con 2,5 millones de habitantes, la mayor ciudad canadiense.

En el periodo 2006-2010 en el estado de Ontario se produjeron 3 muertes y 45 heridos de gravedad relacionados con incidentes donde estaban involucrados equipos de almacenaje y estanterías. Con motivo de estas alarmantes estadísticas, el Ministerio de Trabajo del estado de Ontario decidió realizar una campaña intensiva de inspección de estanterías.

Estantería industrial para el almacenaje de paletas

Estantería industrial para el almacenaje de paletas

El informe final que está disponible en la página web del Ministerio de Trabajo de Ontario arroja unos interesantes datos estadísticas:

Número de visitas realizadas 977
Número de inspecciones ejecutadas 1.167
Número total de incidencias levantadas 3.063
Número de paralizaciones de almacenes 118

Cabe destacar que las paralizaciones superan el 10% de las instalaciones visitadas.

En cuanto a la tipología de los incidentes denunciados, destacan:

Deber del empresario de mantener los equipos en buenas condiciones 18,3%
Deber del empresario de asegurar un almacenamiento seguro 5,57%
Deber del empresario de disponer de informe técnico con los límites de carga 4,97%
Deber del empresario de tomar medidas de protección para los empleados 4,88%
Deber del empresario de proveer de información, instrucciones y supervisión para proteger la seguridad y salud de los trabajadores 4,16%

Los objetivos que se perseguían con esta campaña fueron:

–          Elevar la concienciación de los riesgos de las estanterías y de los sistemas de almacenaje.

–          Comprobar que los empresarios identifican y controlan los riesgos.

–          Comprobar que los empresarios atienden y ponen remedio a las no conformidades.

–          Identificar empresarios incumplidores.

–          Mejorar la colaboración de seguridad y salud.

–          Promover un incremento de la seguridad en el uso de estanterías y sistemas de almacenaje.

Como es lógico no han aplicado las normas europeas EN que sí son de aplicación en Europa, pero es llamativo por una parte que hayan tomado la iniciativa de realizar esta campaña, el elevado número de incidencias, y la tipología de las mismas.

¿Qué pasaría si se hiciera una campaña parecida aquí?

Es responsabilidad de todos tomar las medidas necesarias para incrementar la seguridad de los sistemas de almacenaje sin necesidad de una campaña como la que hicieron en Ontario (Canadá).

ESTANTERÍAS DAÑADAS: UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS

Siniestro de estantería

 

En un almacén generalmente encontramos estanterías, carretillas y personas, y es precisamente esta combinación lo que produce situaciones de peligro.

Las estanterías se deterioran con el uso, fundamentalmente en la interacción entre máquinas de manutención (carretillas) en las operaciones de carga y descarga, así como en las maniobras de circulación y aproximación a las estanterías.

Los sistemas de almacenaje que no estén convenientemente inspeccionados y mantenidos ven disminuidas sus prestaciones originales (capacidades de carga) y pueden provocar accidentes con consecuencias negativas para bienes y personas.

A continuación veréis fotos de elementos de estanterías deterioradas y en uso.

Larguero doblado

Larguero inservible golpeado en el centro y con carga almacenada

Puntal golpeado

Puntal golpeado con rotura y deformación permanente que tiene que ser sustituido.

Puntal deteriorado

Puntal seccionado y separado de la placa base.

 

 

No todos los daños que se producen en las estanterías son tan evidentes como los mostrados en estas fotos. Actuar sobre ellos parece evidente aunque en ocasiones y aun pareciendo increíble, se siguen utilizando como si nada ocurriese. Otros daños son menos visibles y sin embargo pueden ser potencialmente muy peligrosos.

 

 

La normativa actual vigente que recoge el estado de la técnica exige que las estanterías sean inspeccionadas por un experto independiente al menos 1 vez al año.

 

No dejes que las estanterías de tus almacenes queden sin inspeccionar y establece la realización de inspecciones visuales y cuenta con un plan de mantenimiento de tus estanterías.

 

 

 

Es responsabilidad de todos tener almacenes y estanterías seguras.

LA SEGURIDAD DE LAS ESTANTERÍAS: CINCO PERCEPCIONES ERRÓNEAS

Foto

Las estanterías metálicas industriales y los sistemas de almacenaje en general son estructuras que soportan grandes cargas en altura. Los elementos portantes de estas estanterías son generalmente perfiles conformados en frío de pared estrecha y con perforados en toda la altura de los perfiles.

Las maniobras de carga y descarga de las estanterías realizadas con los equipos de manutención (carretillas, etc.) producen deterioros en los elementos críticos haciendo que la estantería vea reducidas su nivel de prestaciones con el que fueron diseñadas (capacidad de carga).

Hoy en día aún son pocos los responsables logísticos de las empresas y sus gerencias que dan la importancia debida a la seguridad de las estanterías. Se enumeran a continuación las 5 percepciones erróneas más comunes con las que nos podemos encontrar.

1. NO EXISTE REGULACIÓN NI NORMAS SOBRE LA SEGURIDAD DE LAS ESTANTERÍAS (percepción errónea 1):

Esto no es así. Las estanterías y sistemas de almacenaje son equipos de trabajo que están sometidos a los dispuesto en el Real Decreto RD 1215 de 1997 “Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de equipos de trabajo”.
Por su parte el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo tiene publicada la Nota Técnica de Prevención NTP 852 “Almacenamiento en estanterías metálicas”.
Y finalmente el estado último de la técnica en cuanto a aplicación, mantenimiento e inspección de equipos de almacenaje se recoge en la norma UNE EN 15635 “Almacenaje en estanterías metálicas. Aplicación y mantenimiento de equipos de almacenaje”.
Por lo tanto SÍ EXISTEN normas y disposiciones legales que regulan la seguridad de las estanterías y de los sistemas de almacenaje, y estas se han de observar y aplicar.

2. NO ES NECESARIO INSPECCIONAR LAS ESTANTERÍAS (percepción errónea 2):

Esto tampoco es cierto. El Real Decreto 1215 de 1997 anteriormente aludido indica en el artículo 4 “Comprobación de los equipos de trabajo” que se han de someter a comprobaciones periódicas (inspecciones) por personal competente, guardando registros escritos que podrán ser requeridos por la autoridad laboral, y que se ha de aplicar la normativa específica que sea de aplicación, que en este caso es la norma UNE EN 15635.

3. NO EXISTEN RESPONSABILIDADES RESEÑABLES EN CUANTO A LAS ESTANTERÍAS (percepción errónea 3):

Falso. La responsabilidad del empresario y de los mandos designados con funciones de responsabilidad tanto operativa como de seguridad tienen total responsabilidad sobre la seguridad de los trabajadores.
El Real Decreto 1215 dedica todo un artículo a ellos: Artículo 3. Obligaciones del empresario. Aquí se dice claramente que ha de velar activamente por un correcto mantenimiento del equipo, por eliminar o reducir al máximo los riesgos para los trabajadores, y por formar a los trabajadores sobre los riesgos en el uso de los equipos de trabajo.

4. LAS ESTANTERÍAS NUNCA SE CAEN (percepción errónea 4):

Evidentemente falso. Las estanterías sí se caen. Nuestra experiencia nos dice que con el uso normal las estanterías son golpeadas por los equipos de manutención y las unidades de carga, reduciendo las prestaciones del equipo y poniendo en alto riesgo a las personas que trabajan más directamente con los equipos de almacenaje.
A diario se producen incidentes menores como pueden ser caídas de unidades de carga o similares. Y en casos muy graves se llega a ocasionar colapsos completos de almacenes.

5. MI GENTE DEL ALMACÉN PUEDE MODIFICAR Y ADAPTAR LAS ESTANTERÍAS SIEMPRE QUE SE NECESITE (percepción errónea 5):

Además de falso es muy peligroso. Modificar la configuración de una estantería es algo sencillo teniendo en cuenta que no se precisa herramientas especiales y es muy fácil mover elementos. Pero en esta sencillez reside precisamente su peligrosidad, ya que no tiene correlación con las consecuencias que acarrean estas modificaciones y que pueden modificar gravemente las prestaciones de los equipos.
El cambio de configuración de las estanterías solo se debe realizar por personal adecuadamente formado y previa consulta al proveedor del equipo y aprobación por este. No asumas responsabilidades que no te corresponden.

El almacenaje de mercancía en altura es una habilidad que se aprende. Los empleados necesitan estar adecuadamente formados sobre la utilización correcta y segura de los equipos, y sobre los riesgos que conlleva la utilización de los mismos.

El contar con equipos de almacenaje seguros es una responsabilidad compartida que requiere el compromiso a todos los niveles organizativos de la empresa, y se han de habilitar los recursos monetarios y de tiempo necesarios para alcanzar este objetivo.

BENEFICIOS QUE APORTAN LAS INSPECCIONES DE ESTANTERIAS

Conseguir lugares de trabajos seguros y productivos es una obligación jurídica y social de todos, que a su vez revierte en beneficio de todos: empresarios, trabajadores, y la sociedad en general. La seguridad, la calidad, la eficiencia y la productividad son aspectos de la realidad empresarial que van de la mano.

Estanteria-convencional-Noega

Estanterías convencionales de almacenaje

Las inspecciones de estanterías realizadas por personas expertas con la formación y experiencia adecuadas es la mejor y única manera de asegurarse el contar con sistemas de almacenaje seguros y poder mantener las estanterías de acuerdo al estado de la técnica vigente y la legislación aplicable.

Pero, ¿qué beneficios concretos se obtienen de la inspección de sistemas de almacenaje y estanterías, por qué se deben de inspeccionar las estanterías?

Realmente estos beneficios son muchos. A continuación se enumeran los más reseñables:

  • Prevenir de riesgos laborales que puedan causar daños al trabajador, a las cosas o al patrimonio.
  • Cumplir con la legislación vigente en cuanto a la seguridad de equipos de trabajo y la responsabilidad que emana de ello. Contar con instalaciones revisadas e inspeccionadas (obligación establecida por el legislador).
  • Reducción de la posible exposición a procedimientos civiles o penales por la concurrencia de accidentes o lesionados.
  • Disponer de una evaluación objetiva y profesional sobre la situación real de los equipos de almacenaje.
  • Identificación de deficiencias: documentales, estáticas, de montaje.
  • Identificación y valoración de daños en las estanterías: golpes, roturas, desgarros, etc.
  • Determinar y conocer las acciones a realizar sobre los equipos de almacenaje para subsanar las deficiencias detectadas y obtener instalaciones de almacenaje validadas para su uso.
  • Poner en conocimiento del empresario y de los responsables encargados sobre otros factores a tener en cuenta relacionados con los sistemas de almacenaje (deficiencias en cuanto a documentación, en cuanto a registros de revisión, disponer de PRSES, etc.).
  • Incrementar la concienciación de todos los estamentos de la empresa sobre la importancia de las estanterías y su seguridad. Concienciar sobre el uso seguro de los sistemas de almacenaje. Dar una señal clara por parte de la dirección al resto de la empresa sobre la importancia de la seguridad en los almacenes y de los sistemas de almacenaje y estanterías. Informar y concienciar sobre los potenciales riesgos de trabajar con sistemas de almacenaje.
  • Mostrar pro actividad, compromiso y liderazgo de la empresa frente a los diferentes agentes de la empresa (trabajadores, proveedores, clientes, accionistas, etc.).
  • Incrementar la productividad por reducción de accidentes y la creación de un ambiente laboral adecuado.
  • Mantener o incrementar la capacidad de almacenaje resultado de contar con estanterías en perfecto estado.
  • Mayor nivel de protección de los bienes y materiales almacenados.
  • Identificación de daños recurrentes y repetitivos sobre los que se podrá actuar para evitar que se continúen produciendo en el futuro.
  • Mejora continua de la operativa de almacenaje. Métodos de trabajos más productivos y eficientes.
  • Reducción de costos de operación y de daños a la propiedad.
  • Reducción de tiempos perdidos por interrupción del trabajo y por ende mayor tiempo disponible de producción.
  • Adquisición y conservación de clientes. Nuestros clientes pueden llegar a exigirnos inspecciones de los sistemas de almacenaje como método de aseguramiento de nuestra prestación de servicio hacia ellos.
  • Proteger y mejorar la imagen de marca de la empresa así como su prestigio.
  • Cumplimiento de los compromisos derivados de la Responsabilidad social corporativa. Consideración de las repercusiones económicas, sociales y ambientales.
  • Gestión del coste de los seguros. Potencial bonificación en las primas.
  • Mayor confianza de inversores y accionistas.
  • Disponibilidad de trabajadores formados y competentes.
  • Aplicación de procesos de supervisión y revisión continuos. Implementación de procedimientos de inspección y mantenimiento. Reducción de costes imprevistos.
  • Motivar a otras empresas, fundamentalmente proveedores a que sigan nuestro ejemplo incrementando la seguridad de sus almacenes y por ende incrementando el nivel de servicio que prestan a nuestra empresa.
  • Mejora la calidad de vida del trabajador.
  • Menor estrés sicológico y mayor tranquilidad para los trabajadores y sus familias al desempeñar su labor en entornos más seguros.
  • Incremento de la motivación, compromiso, cooperación y mejor estado de ánimo en el puesto de trabajo.

Aspectos negativos de no hacer inspecciones de los sistemas de almacenaje:

  • No cumplir con los requisitos legales y normativos en vigor.
  • Desconocer el estado real de nuestros sistemas de almacenaje y estanterías (este desconocimiento no exime de la responsabilidad).
  • Sistemas de almacenaje mal mantenidos y dañados.
  • Malas condiciones del lugar de trabajo.
  • Mayor probabilidad de ocurrencia de accidentes.
  • Costes elevados provocados por accidentes.
  • Potenciales lesiones personales y daños materiales.
  • Pérdida de confianza por parte de los clientes, trabajadores y accionistas.

Los beneficios que se obtienen por la realización de inspecciones de estanterías son muchos. No ponga en juego la seguridad de sus trabajadores y de su empresa.

A %d blogueros les gusta esto: