Archivo | Formación RSS for this section

Estanterías y formación: una combinación necesaria

La formación sobre el uso de las estanterías contribuye a reducir los riesgos operativos de nuestros almacenes, a mantener en buen estado nuestros sistemas de almacenaje reduciendo los costes de mantenimiento, y mejora las condiciones laborales y el compromiso de los empleados con la empresa y con la seguridad.

aula-de-formación-de-Noega-Systems

La vida debe ser una continua formación (Gustave Flauvert)

Las estanterías y los sistemas de almacenaje son equipamientos con los que el personal y trabajadores de nuestros almacenes están en constante contacto e interacción. Son equipamientos que soportan elevadas cargas en altura y que están sometidas a impactos y daños provocados por los equipos de manutención en las operaciones de carga y descarga.

La optimización en la gestión empresarial y la presión competitiva de los mercados, obliga a las empresas a optimizar cada vez más sus inmovilizados, reduciendo stocks para liberar recursos financieros pero simultáneamente manteniendo e incluso incrementando el nivel de servicio prestado a sus clientes.

Esto se traduce en los almacenes en mayores rotaciones de las mercancías, más operaciones de carga y descarga en las estanterías, y en definitiva un incremento de la actividad y las exigencias sobre nuestros equipos de almacenaje.

Esta intensificación en la actividad de los almacenes conlleva aparejada una mayor exigencia en cuanto a las revisiones y mantenimiento de las estanterías, pero también y en lo que nos queremos centrar hoy, conlleva la necesidad de contar con personal más y mejor cualificado y formado que pueda hacer frente con garantías a esta mayor exigencia operativa de nuestros almacenes.

Concienciación sobre los riesgos

Uno de los objetivos más importantes de la formación para el uso correcto y seguro de los sistemas de almacenaje y las estanterías es sin duda la concienciación sobre los riesgos aparejados con el uso de estanterías industriales, y la transmisión de conceptos básicos sobre la naturaleza y características generales de estos equipamientos.

La experiencia nos indica que se hace necesario insistir a los trabajadores de los almacenes y a las personas responsables en la empresa que las estanterías hay que utilizarlas de forma adecuada, y llamando la atención sobre el hecho de que estanterías golpeadas y dañadas son estructuras debilitadas cuyas prestaciones se ven disminuidas respecto a las del diseño original lo que supone una disminución de la seguridad general del sistema de almacenaje.

Hay que recordar que en los almacenes y durante la utilización de las estanterías, se manipulan y almacenan cargas en altura y se emplean equipos de manutención muy pesados que de no usarse adecuadamente pueden generar situaciones de riesgo para personas y materiales.

Uso correcto de los equipos de almacenaje

Junto con la concienciación sobre los riesgos inherentes al uso de las estanterías, el otro gran objetivo de la formación ha de ser formar en el uso correcto de los sistemas de almacenaje.

Por su diseño y las tecnologías empleadas, las estanterías industriales son equipamientos muy robustos y con capacidad para soportar elevadas cargas en altura. El hecho de ser equipamientos estáticos anclados al suelo, generalmente de grandes dimensiones y cuya materia prima es el acero, puede erróneamente y de forma intuitiva hacer pensar a los usuarios que no es preciso seguir (o que ni siquiera existen) indicaciones específicas para un correcto uso de las mismas.

Pero nada más lejos de la realidad. Las estanterías industriales y en general los equipamientos de trabajo se pueden usar correctamente siguiendo las instrucciones de uso facilitadas por el proveedor y contando con personal adecuadamente formado, o se pueden utilizar de forma no adecuada por personal insuficientemente formado con el consiguiente incremento del riesgo y de deterioro del sistema de almacenaje.

Es importante transmitir que las estanterías no deben ser golpeadas por los equipos de manutención ni por las cargas que deben ser depositadas de forma suave y vertical evitando descargas bruscas que pueden deteriorar el equipo, que no se desplacen las cargas por arrastre sobre las estanterías, que haya una distribución uniforme de las cargas sobre los niveles de almacenaje, etc.

También es muy importante formar sobre las posibilidades y limitaciones que existen respecto de modificaciones que sea necesario hacer en las estanterías. Sin pretender formar técnicos en cálculo de estanterías, los operarios y los responsables de los almacenes sí que tiene que conocer las implicaciones que tiene cambios en las alturas de los niveles o traslados de estanterías completas a otras ubicaciones del almacén. Es fundamental que se sepa la forma realizar este tipo de actuaciones correctamente y siempre en colaboración con el proveedor del equipo de almacenaje.

Obligaciones legales

La formación además de las funciones anteriormente indicadas de concienciación sobre los riesgos y de uso correcto de los equipos de almacenaje, cubre la no menos importante función de cumplir con la obligación legal que tienen todas las empresas de formar a sus trabajadores sobre los riesgos en el uso de equipos de trabajo.

El Real Decreto RD 1215 / 1997 de 18 de Julio por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, define en el punto 2.a) que equipo de trabajo es cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizada en el trabajo. Las estanterías de nuestros almacenes entran plenamente es esta definición por lo que les resulta de aplicación este Real Decreto.

Respecto a formación, el RD 1215 / 1997 en su artículo 5 “Obligaciones en materia de formación e información” dice en su apartado 1:

“De conformidad con los artículos 18 y 19 de la ley de Prevención de Riesgos Laborales, el empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la utilización de los equipos de trabajo, así como sobre las medidas de prevención y protección que hayan de adoptarse en aplicación del presente Real Decreto”.

Es decir, las empresas tiene que promover proactivamente la formación de sus trabajadores en cuanto a la utilización segura de las estanterías y sistemas de almacenaje.

Normativas a considerar

Junto con la formación en cuanto a riesgos relacionados con la utilización de las estanterías, es relevante incluir en la formación y mencionar en sus aspectos más relevantes, las normas técnicas principales que afectan a las estanterías.

Las normas más relevantes (aunque no las únicas) sobre las que es recomendable transmitir conceptos básicos son:

UNE EN 15635:2010 Almacenaje en estanterías metálicas. Uso y mantenimiento de los equipo de almacenaje – en esta norma entre otras cosas se especifica como se han de revisar e inspeccionar las estanterías.

UNE 58013:2010 Almacenaje en estanterías metálicas. Requisitos para el tratamiento de elementos dañados.

UNE 58014:2012 Almacenaje en estanterías metálicas. Validación de los equipos de almacenaje.

NTP 852 Almacenamiento en estanterías metálicas. Publicado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

Quien tiene que recibir la formación

En las empresas y en nuestros almacenes hay diferentes funciones y personas que han de estar convenientemente formadas para un uso adecuado y seguro de los equipos de almacenaje y estanterías.

1.       PRSES o Persona Responsable de la Seguridad del Equipo de Almacenaje. Esta es una persona clave que surge con la publicación de la norma UNE EN 15635:2010. Es la persona nombrada por la dirección y que es el responsable de la seguridad del equipo de almacenaje.

2.       Inspectores Visuales. Según el RD 1215/1997 y la norma UNE EN 15635 los equipos de trabajo y en concreto las estanterías han de ser revisadas periódicamente. Las empresas se pueden dotar de este personal que ha de conocer las normativas a aplicar y los requisitos a cumplir para que puedan realizar inspecciones visuales con garantías.

3.       Personal de mantenimiento para la realización de trabajos de mantenimiento básico que afecten a las estanterías.

4.       Usuarios directos. Operarios y conductores de equipos de manutención (como carretillas elevadoras o recogepedidos). Son las personas que tienen un contacto diario directo con las estanterías.

Cada una de estas figuras y funciones han de recibir una formación específica en cuanto a estanterías y que esté acorde con las labores diarias que realizan.

Personal formado contribuye a que la empresa disponga de equipos de almacenaje más seguros, que se reduzcan los riesgos de la operativa con estanterías, reducir costes de mantenimientos de los sistemas de almacenaje y cumplir con la legislación y las obligaciones existentes.

Para cerrar este artículo quisiéramos hacerlo recordando otra cita, en este caso de Derek Bok:

“Si usted piensa que la educación es cara, pruebe con la ignorancia”.

Anuncios

NOEGA SYSTEMS, CERTIFICADA ISO 9001 Y OHSAS 18001

Después del paréntesis estival estamos de vuelta para seguir compartiendo con todos vosotros noticias y novedades del mundo del almacenaje industrial, y de la inspección y seguridad de estanterías.

Para iniciar la temporada queremos informar sobre un hito importante para Noega Systems. Y es que desde finales del mes de Julio pasado Noega Systems cuenta con un sistema de gestión de la calidad certificado de acuerdo con la norma  ISO 9001 y de la gestión de la salud y seguridad laboral OHSAS 18001 aplicable al diseño, fabricación, suministro y montaje de sistemas de almacenaje.

En el alcance de la certificación se ha incluido también:

  • Inspección y validación de equipos de almacenaje, y
  • Formación de inspectores y responsables de equipos de almacenaje.

Esto nos va a ayudar a seguir mejorando el servicio prestado a nuestros clientes y continuar avanzando en nuestro afán por conseguir incrementar los niveles de seguridad de las personas que trabajan en contacto con estanterías y de los propios equipos de sistemas de almacenaje.

Certificado ISO 9001

ESTANTERÍAS INDUSTRIALES: SEGURIDAD


Las estanterías de almacenaje industrial son estructuras técnicamente muy optimizadas que requieren de un control y seguimiento para poder contar con sistemas de almacenaje seguros durante su vida útil. ITE ofrece a sus clientes un servicio homologado y de total garantía para la inspección de estas estructuras, su mantenimiento y la prevención de cualquier daño. Nuestra larga experiencia en el sector, el trabajo de investigación y el conocimiento de los diseños y estructuras con las que trabajan las empresas nos permite garantizar un servicio a la medida de las necesidades de cada cliente, que cumplirá con la normativa vigente y garantizará la seguridad de los trabajadores, así como su formación en técnicas elementales para el buen mantenimiento de los sistemas de almacenamiento.
Lo primero que hace falta es identificar los riesgos para poder evitarlos, sobre todo los que tienen que ver con la especificación, diseño, fabricación y montaje de las estanterías metálicas. Las consecuencias son la caída de las cargas y los accidentes de circulación. Vamos a analizarlas siguiendo los criterios de la Nota Técnica de Prevención 852 redactada para el instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo por Gregorio Fernández Rougeot y Tomás Piqué Ardanuy.
La caída parcial o total de cargas paletizadas sobre pasillos o zonas de trabajo puede ser debida a la inestabilidad de la instalación o a acciones mecánicas sobre la misma. ¿A qué puede deberse esta inestabilidad?. La falta de resistencia mecánica del conjunto o de algunos de sus elementos y/o uniones, puede deberse a un diseño realizado a partir de especificaciones y/o datos inadecuados o inexactos de las necesidades de uso de la estantería o bien a modificaciones posteriores efectuadas en la instalación.
¿Y por qué hay errores de diseño?

  • Aplicación de una Norma Técnica de Diseño inadecuada
  • Aplicación deficiente de la Norma Técnica de Diseño.
  • La definición de la unidad de carga paletizada a utilizar (dimensiones y peso de la carga y/o características de la paleta utilizada).
  • Las características y el tipo del equipo de manutención a emplear.
  • Las características del edificio donde se instalarán las estanterías (dimensiones, tipo de edificio, el tipo y las características del suelo, características ambientales).
  • Los datos de la situación geográfica de la instalación y de sus características geodinámicas.

¿Es arriesgado modificar las características de una estantería?

  • Sí, porque pueden ocasionarse daños que debiliten la estructura, dando lugar a una insuficiente resistencia mecánica del conjunto o de algunos de sus elementos y/o uniones. Algunas acciones de riesgo:
  1. Cambio en la configuración de los niveles de carga.
  2. Empleo de unidades de carga distintas de las previstas inicialmente que permiten o facilitan la sobrecarga de los largueros.
  3. Desmontaje y montaje inadecuado de las estanterías.
  4. Reubicación de las estanterías en suelos con condiciones inadecuadas.

Otra de las causas que provoca caídas de las cargas son las acciones mecánicas sobre la instalación. La más habitual son los choques o golpes de los aparatos o vehículos de manutención contra las estructuras. ¿Qué producen estos golpes?

  • Desenganche de los largueros y/u otros componentes.
  • Deformaciones elásticas o permanentes de los elementos.
  • Desplome de las cargas y/o elementos portantes.

Accidentes de circulación. Estos accidentes pueden tener lugar en forma de choques entre vehículos y de atropellos a peatones. Las causas principales son

  • Iluminación inadecuada que produce deslumbramientos o zonas de sombra.
  • Escasa anchura de los pasillos en relación al radio de giro o al tamaño de los vehículos y/o de las cargas a transportar.
  • Exceso de velocidad de los equipos de elevación, cruces mal señalizados, etc.

LA MIRADA DEL EXPERTO

Que los sistemas de almacenamiento industrial tengan una vida larga y sin problemas depende en buena parte de la capacidad de prevenir y saber observar con mirada de experto los puntos débiles de las estanterías, las deficiencias de su entorno operativo, o los fallos de tratamiento de las estructuras por parte de las personas que las manejan a diario. La mirada del experto tiene un valor preventivo impagable y puede evitar, además de graves accidentes, gastos y daños materiales que pueden ser muy gravosos para las empresas.

 ¿Qué hay que prevenir y evitar?

 Deterioros de las estanterías derivados en gran medida de diseños defectuosos.

  • Pasillos con dimensiones inadecuadas para los equipos de manutención existentes.
  • Multiplicidad de unidades de carga que desestabilizan las estructuras.
  • Falta de sensibilización sobre la seguridad y el uso adecuado de los sistemas de almacenaje.
  • Deficiencias en la formación de los operarios que manejan estas instalaciones.

 ¿Cómo evitar estas deficiencias?

 Cumpliendo de manera escrupulosa el Decreto RD 1215/1997 que señala como una obligación legal del empresario ocuparse de la  formación e información sobre el uso, riesgos y seguridad de las estanterías que tiene los empresarios frente a sus trabajadores.

  • Poniendo en manos de expertos la realización de la ITE® de acuerdo con la norma.
  • Facilitando a los operarios de los sistemas de almacenaje la participación en cursos específicos de formación como los que nuestra empresa imparte “in situ” coincidiendo con la propia inspección.
  • Inculcar a las empresas que los daños que apreciamos durante la realización de la ITE® son debidos a causas similares, independientemente de la actividad, el sector o la industria que se está inspeccionando. Es decir, que hay un denominador común en los deterioros que pueden corregirse con la experiencia, la prevención y la formación.

UNA OFERTA PARA CADA DEMANDA

Al contrario de otros tipos de controles, las inspecciones ITE® se adaptan a las necesidades de los clientes. Nuestra experiencia nos ha enseñado que los sistemas de almacenaje industrial son vitales para la marcha diaria de las empresas y que el mejor servicio es el que se da sin imponer condiciones, siendo flexibles y adaptando nuestro plan de trabajo a las necesidades de la empresa a la que prestamos servicio. Con estas premisas, nuestro equipo ofrece algunas particularidades que resultan especialmente atractivas para las empresas que contratan nuestros servicios de inspección.

En primer lugar, las inspecciones ITE® pueden realizarse sobre cualquier tipo de sistemas de almacenaje. No importa la marca o el modelo de las estanterías, ni si el fabricante es nacional o internacional, si mantiene su actividad a día de hoy o si ya ha desaparecido del mercado. Tampoco ponemos cortapisas a la “edad” de las instalaciones, ni siquiera al hecho de que se trate de estructuras de segunda mano, que hayan sido trasladadas de un lugar a otro o, incluso, que carezcan de documentación. Nuestra empresa tiene capacidad demostrada para ocuparse de cualquier tipo de encargo y hacerlo con las mismas garantías en todos los casos. Nuestra larga y acreditada experiencia en el sector nos permite garantizar esta amplia capacidad de adaptación a la demanda.

En segundo lugar, nuestro trabajo se puede realizar sin que la empresa que nos contrata tenga que suspender su actividad cotidiana. Nuestra forma de trabajo nos permite hacer las inspecciones con la mayor rapidez posible, garantizando la seguridad y sin entorpecer las operaciones de la empresa en la que realizamos nuestra tarea. Ello es posible gracias a que las inspecciones ITE® se programan con tiempo y de manera coordinada con el cliente, tratando de minimizar las interferencias con la tarea de quien nos ha confiado la seguridad de sus sistemas de almacenaje. Nuestra filosofía es adaptarnos siempre a los ritmos y requerimientos operativos del cliente.

La consecuencia global de este sistema de trabajo es que nuestros clientes tiene la seguridad de que sus sistemas de almacenamiento serán revisados con todas las garantías y en todos los casos, con plena seguridad, sin ver afectada su actividad normal y sabiendo que tienen la seguridad de estar cumpliendo con las exigencias legales y normativas, tienen la seguridad de estar utilizando sistemas de almacenaje en perfecto estado, además de contar con un personal formado e informado adecuadamente.

VALORES AÑADIDOS

 

Queremos explicar a continuación qué características de nuestra oferta la diferencian de los servicios estándar de posventa o simple mantenimiento. El producto final que ITE® proporciona a sus clientes se basa en la teoría de ofrecer más por menos. Somos los mejores en calidad, tecnología y experiencia, pero además nos esforzamos por proporcionar a las empresas un servicio completo, integral y con muchos complementos que den continuidad a nuestra tarea y seguridad a nuestros clientes. Nuestra responsabilidad no termina cuando acaba la inspección, por eso nuestro trabajo tiene valores añadidos que lo hacen especial, más profesional y rentable para quienes nos eligen. Como ya hemos detallado en entradas anteriores publicadas en este mismo blog, no sólo analizamos el estado de los sistemas de estanterías, sino que ITE® proporciona formación preventiva a los encargados de cada planta de almacenaje y a los operarios que trabajan de manera directa con estas estructuras. Además de estas aportaciones complementarias, nuestro servicio se diferencia de otros por incluir una oferta de servicios complementarios con la que nos adelantamos a las necesidades de los clientes y “redondeamos” la atención que prestamos a sus intereses. Además de la inspección ITE®, nuestros clientes obtienen muchas cosas más. ¿Cuáles? Aquí hay algunos ejemplos de nuestros productos finales.

• Un informe documentado fotográficamente en el que se recogen o las incidencias detectadas durante la realización de la inspección. El informe incluye una relación de las acciones correctoras y de las medidas a adoptar para asegurar la estabilidad del sistema de almacenaje.

• ¿Cómo se acredita que el trabajo ha sido realizado? Nuestros técnicos colocan en las estanterías placas identificativas de haber realizado el trabajo. En ellas consta la fecha de realización de la ITE® y cuando se habrá de realizar la siguiente inspección.

• Un libro de inspecciones con el historial de la estantería, una auténtica “biografía” de esa estructura que permite seguir toda su evolución técnica.

• Un certificado sellado y firmado por un experto de NOEGA Systems de haber realizado la inspección ITE® de acuerdo a la norma UNE EN 15635.

• Nuestra empresa ofrece también una charla informativa y de concienciación en la que participan los operarios, responsables y gerencia de la empresa.

• ¿Y después? Un año de atención telefónica gratuita para la consulta de incidentes y dudas.

TRANSMITIR EXPERIENCIA

Ya hemos hablado de la gran importancia que tiene para las empresas un buen servicio  de inspección de sus sistemas de almacenaje en estanterías. También nos hemos referido a las obligaciones legales que las empresas tienen en este sentido y a que ITE, puede ofrecer una atención personalizada para cada instalación, inspeccionando con visión experta y medios de última generación cualquier daño estructural que se pueda dar en el uso de las estanterías.

 Somos expertos en la inspección técnica de estanterías, en el análisis de su estado, pero también lo somos en la formación de los trabajadores de las empresas. El capital humano es una de las principales bazas de cualquier negocio, de manera que preparar a los trabajadores para que conozcan el mejor uso posible de las estanterías para evitar daños será un elemento de prevención añadido que ahorrará pérdidas materiales y desgracias personales.

 Inspección Técnica de Estanterías ofrece cursos de formación cuya finalidad es, en primer lugar, concienciar y sensibilizar a los trabajadores de los daños que pueden derivarse de una mala utilización de las estanterías. En segundo lugar facilitamos a las empresas la obligación de cumplir con el Real Decreto RD 1215/1997 que señala como una obligación legal del empresario ocuparse de la  formación e información sobre el uso, riesgos y seguridad de las estanterías que tiene los empresarios frente a sus trabajadores.

 Somos expertos y sabemos transmitir experiencia. En este concepto central se basan los cursos de formación que imparte ITE. En ellos tratamos de motivar e involucrar a los operarios para convertir la seguridad y la prevención hábitos de trabajo diarios. Además, nos ocuparemos de que en todas las plantillas haya trabajadores competentes y capaces de realizar las diferentes funciones relacionadas con la seguridad, uso y mantenimiento de estanterías. (Norma UNE EN 15635).

Contra el riesgo, buenas prácticas. Transmitiendo nuestra experiencia a través de la formación damos apoyo a los servicios de prevención, mostraremos las mejores prácticas en el trabajo con estanterías, además de las limitaciones que deben tenerse en cuenta en el uso y las modificaciones de estas estructuras. La formación impartida por ITE permitirá contar en las plantillas con personal capaz de realizar de forma autónoma inspecciones visuales y mantenimientos básicos de las estanterías.

 Sólo quien es experto puede comunicar experiencia. Nuestros cursos se basan en esa filosofía que queremos compartir y divulgar.

A %d blogueros les gusta esto: