Consejos básicos para mantener la seguridad en tu almacén

Cómo mantener la seguridad en tu almacén

Los almacenes pueden ser lugares peligrosos de trabajo. Los equipos de manutención utilizados para la manipulación de las mercancías están constantemente moviéndose entre estanterías, pasillos de trabajo y cargas, y la visibilidad no siempre es buena. Adicionalmente, en muchos casos las unidades de carga están almacenadas en altura con el consiguiente peligro de caída de producto al suelo.

La seguridad en tu almacén es responsabilidad de todos

Todos compartimos la responsabilidad de la seguridad en un lugar de trabajo. Es clave la concienciación de todas las personas de que la seguridad es muy importante como el cumplimiento de horarios, sacar la producción o cumplir los plazos de entrega comprometidos con nuestros clientes.

Es más, la seguridad no está reñida ni con la productividad ni con el cumplimiento de los compromisos clientes y empresa. Más bien al contrario, la falta de seguridad o un nivel de seguridad deficiente va en contra tanto de la productividad, y conlleva efectos económicos negativos en forma de daños en bienes y lesiones en personas.

Es importante observar y respetar las indicaciones y señalización de seguridad, así como estar pendiente de mejorar las condiciones laborales y de seguridad a todos los niveles. Los “atajos” pueden ahorrar tiempo, pero pueden también tener consecuencias fatales.

En caso de dudas sobre las prestaciones y capacidad de carga de la estantería, consulta las placas de características que toda instalación de estanterías debe de tener.

No operar ni utilizar ningún equipo de almacenaje ni de manutención para el que no se haya recibido formación previa adecuada

A través de la formación de los trabajadores, además de transmitir buenas prácticas, se consigue entre otras cosas concienciar sobre los riesgos que conlleva el uso del equipo de almacenaje, así como de los equipos de manutención que mueven los equipos.

Es clave entender que realizar cambios en la configuración de las estanterías metálicas conllevan la modificación de las prestaciones en cuanto a capacidades de carga máximas permitidas o de deformaciones máximas admisibles que permitan un correcto funcionamiento de la instalación. Modificar los niveles de carga de una estantería es fácil y rápido, pero puede tener consecuencias graves para la estructura desde el punto de vista estático, y las consecuencias pueden ser fatales.

Prestar atención a las unidades de carga

Atención a no superar el peso máximo permitido. Las estanterías están diseñadas para una carga máxima. Si ésta se supera podemos dañar la estantería y provocar situaciones de peligro.

Otro elemento importante a vigilar es la paleta sobre la que se ubican las mercancías a almacenar, generalmente de madera. La paleta tiene que estar en perfecto estado, sin roturas ni tableros sueltos. Además, tiene que ajustarse a las dimensiones y construcción fijadas en la normativa en vigor. La paleta más común es la europaleta y es el tipo de paleta que se utiliza para el diseño de la estantería industrial.

La utilización de paletas no estándar o deterioradas puede comprometer la seguridad del almacén y ser causa de accidentes.

Si una paleta está deteriorada, la unidad de carga se debe de repaletizar utilizando una paleta en buen estado.

Inspeccionar y controlar periódicamente las estanterías

Las estanterías industriales son equipamientos de trabajo altamente optimizados, construidos con perfiles de acero perforado de pared estrecha, sensibles a golpes. Podemos asegurar basado en la experiencia, que con una operativa normal, respetando las indicaciones del fabricante, será muy difícil evitar que los componentes principales como son los puntales y los largueros no se deterioren.

Estos daños se producen habitualmente durante las operaciones de depósito y recogida de las unidades de carga. Es en estos momentos en los que hay que prestar especial atención. Las maniobras de aproximación a la estantería, de depósito de la carga, y de recogida de las unidades de carga se han de realizar con el debido cuidado, evitando golpear la estantería.

Si se produce un golpe, bien sea de la máquina o de la unidad de carga sobre la estantería, sé proactivo, revísalo en el momento y si se aprecia que se ha producido daño sobre la estantería, avisa inmediatamente a la persona responsable de la seguridad del equipo de almacenaje para que haga una primera evaluación.

Las estanterías dañadas y golpeadas son estructuras debilitadas e inestables. En caso de duda se recomienda clausurar, descargar y no utilizar la zona dañada, y avisar a un experto para que valore la situación y las actuaciones a realizar.

Además de revisar cuando se produzcan golpes o daños, planifica revisiones periódicas internas en función de vuestro plan de riesgos, y también inspecciones externas a realizar por personal experto.

Mantener el orden y la limpieza

Mantener libre de obstáculos tanto los pasos de peatones como de carretillas. Si se tuviera que utilizar un pasillo para almacenar momentáneamente en el suelo, se recomienda cerrarlo para el paso de carretillas hasta que el pasillo quede de nuevo liberado y habilitado para la circulación. Suciedad y obstáculos en general son una causa frecuente de accidentes.

Otro factor a considerar es la iluminación que ha de ser suficiente para la actividad que se desarrolle, procurando evitar que se produzcan zonas de sombra.

¡No descubras la seguridad por accidente!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: