Archive | febrero 2017

Riesgos en el almacén durante el manejo de cagas con medios mecánicos

riesgos en el almacén

Una gran parte del trabajo que realizamos en nuestros almacenes radica en la manipulación de las cargas, moverlas tanto en sentido horizontal (traslado de un lugar a otro del almacén) o en sentido vertical (levantamiento de la carga a diferentes alturas).

Los riesgos en el almacén se producen debido que a las cargas se manipulan tanto de forma manual como con medios mecánicos que pueden estar más o menos mecanizados (transpaletas, carretillas elevadoras, etc.), en estos dos casos existe la posibilidad de que se den situaciones de peligro que puedan provocar daños materiales o bien a las personas que trabajan manipulando la carga, a los operarios que se encuentren trabajando en las inmediaciones, a las máquinas, etc.

A modo de ejemplo, los riesgos en el almacén pueden darse si hay una carga inestable en una carretilla elevadora que puede provocar su caída o un exceso de carga, que puede llegar a provocar que se produzca un vuelvo en la propia carretilla.

En la actualidad, existe un gran número de medios mecánicos para manejar las mercancías tanto dentro como fuera del almacén.

Como hemos comentado, un uso inadecuado de las máquinas puede implicar que los riesgos en el almacén se vean incrementados, provocando riesgos para el personal y las mercancías.

Por todo ello, resulta conveniente tomar medidas de seguridad antes de utilizar las máquinas por primera vez, como por ejemplo:

  • Conocer para que operaciones están diseñadas y son adecuadas.
  • Limitar el uso de la máquinas para aquellas operaciones que no sean adecuadas.
  • Los riesgos inherentes de su utilización
  • Conocer las instrucciones de manejo y seguridad.

Riesgos en el almacén: Normas para los aparatos de elevación

En el siguiente apartado, incluimos los distintos tipos de grúas, polipastos y poleas. Debemos tener en cuenta las siguientes normas de seguridad:

  • La carga máxima nunca debe ser superior a la especificada por el fabricante del aparato. La capacidad de carga o resistencia que puede soportar cada eslinga debe estar claramente señalizada en un lugar visible.
  • Disponer de eslingas de buena calidad y sustituir por otras nuevas inmediatamente aquellas que se encuentren deformadas, corroídas o deshilachadas. Además,  debemos evitar que la eslinga se encuentra apoyada sobre las aristas vivas o que forme ángulos agudos. Las aristas deben estar protegidas con sacos, trapos o escuadras de protección, con el objetivo de que la carga suspendida no sufra deterioros o se produzcan cortes en la eslinga.
  • Debemos comprobar que la carga está centrada y las eslingas bien colocadas antes de proceder a la elevación de la carga. Tanto el descenso como la elevación de carga, debe hacerse despacio, evitando paradas o arranques bruscos y en sentido vertical para evitar el balanceo.
  • Durante el traslado de la carga el encargado de dirigir la maniobra debe observar todo el recorrido, si alguna parte del trayecto no es visible uno o varios trabajadores efectuarán las señales adecuadas para la correcta carga y desplazamiento. Cuando se observe que la carga no está colocada correctamente el operario hará sonar la alarma de precaución y descenderá la carga.
  • No debemos dejar cargas suspendidas, ni transportar personas sobre las cargas, ni ganchos o eslingas vacías.

 

 

Anuncios

Factores de riesgo en el almacén

factores de riesgo en el almacén

La gran mayoría de los accidentes laborales tienen su origen en unas condiciones de trabajo inadecuadas o en los conocidos factores de riesgo, normalmente, estos accidentes no se producen por causas naturales o inevitables.

Los factores de riesgo se clasifican en:

Equipos de trabajo

Los daños que pueden ocasionar los equipos de trabajo pueden ser verdaderamente serios y causar accidentes muy graves para la salud de los trabajadores: accidentes, aplastamientos, atropellos, cortes y caídas.

Nos referimos a los equipos de trabajo como aquellos que son necesarios para llevar a cabo las operaciones de almacenaje y manipulación de los materiales, como, por ejemplo, instalaciones, herramientas, máquinas, etc.

Condiciones ambientales

Las condiciones ambientales están presentes en el ambiente del almacén y pueden influir negativamente en la salud de los trabajadores, que están expuestos a ruidos, gases, vapores, vibraciones, agentes químicos o biológicos, etc.

Carga de trabajo

Cuando los trabajadores realizan actividades de carga y descarga manual durante periodos temporales prolongados, pueden ocasionar lesiones de espalda y articulaciones debido al esfuerzo físico que supone la manipulación de cargas elevadas.

Organización de trabajo

Otro aspecto que pueden afectar a la salud del trabajador es la organización del trabajo, que puede derivar en problemas de ansiedad, estrés, insatisfacción laboral…

Temas como la distribución de las actividades, los turnos de trabajo, asignación de tareas, la forma de coordinar y realizar dichas tareas, las relaciones sociales y jerárquicas son aspectos que influyen negativamente en la salud.

Daños en la salud del trabajador

El trabajador que realiza su actividad en condiciones deficientes puede sufrir, de forma inmediata o a largo plazo, lesiones como: accidente laboral, enfermedad profesional, fatiga laboral e insatisfacción laboral.

Medidas preventivas de seguridad

La empresa tiene la obligación de aplicar una política de prevención de riesgos, nombrando un departamento o un servicio encargado de la Seguridad Integrada, el cual deberá agrupar todos aquellos problemas que puedan derivar de los riesgos, tanto si de enfermedades como si se trata de accidentes: incendios, robos, explosiones, roturas de máquinas, fenómenos naturales, etc…

En referencia a la responsabilidad que cada trabajador debe adquirir en materia de seguridad laboral, el principio básico de Seguridad Integrada dice lo siguiente:  “el trabajador es responsable directo de todo aquello sobre lo que tiene obligación y autoridad o competencia, por razón del puesto de trabajo que desempeña”.

A continuación, veremos los elementos que suponen mayores riesgos dentro del almacén:

Orden y limpieza

Cuando nuestro almacén está sucio o desordenado puede dar lugar a accidentes por resbalones o caídas al pasar por suelos resbaladizos, húmedos o grasientos y golpes y tropiezos, con materiales y herramientas depositados en pesillos y corredores.

Cuando el almacén está limpio y ordenado obtenemos ciertas ventajas, como:

  • El trabajo es más seguro y agradable, ya que el desorden y la suciedad son causas comunes de lesiones, accidentes e incendios.
  • El trabajo es más fácil y fluido, porque se pierde menor tiempo buscando las cosas y luchando contra los inconvenientes.
  • El trabajo es más rentable, porque con menos tiempo se produce más y se obtienen mejores resultados.
  • El trabajo es más agradable y cómodo, pues disminuyen los accidentes y aumentan la productividad.
  • El orden y la limpieza son factores esenciales para la seguridad, por eso las normas que se adopten tratarán de prever las causas que producen desorden y se harán inspecciones periódicas para mantener los lugares en perfecto estado.

Las normas básicas para mantener en orden la limpieza del almacén son:

Adoptar métodos seguros para el apilamiento de materiales:

Antes de elevar las cargas, tenemos que comprobar que las vías de paso y las zonas de almacenaje están despejadas con el fin de evitar accidentes.

Las estanterías del almacén no deben estar sobrecargadas, hay que tener en consideración la altura de cada ubicación y la carga que es permitida por cada metro cuadrado.

Máquinas y equipos de trabajo:

En primer lugar, los elementos peligrosos de las máquinas deben estar correctamente identificados con los colores del Sistema de Señalización para llamar la atención de su presencia y así poder evitar peligros.

Un correcto mantenimiento y limpieza de las máquinas de manutención reducen el número de averías, proporcionando seguridad al operario y evitando goteo de aceite o grasa en el suelo.

Herramientas y utensilios:

Cuando se realizan trabajos en altura hay que evitar la caída de materiales y herramientas, para no lesionar a las personas situadas en un nivel inferior.

Desperdicios, recortes y desechos:

Los cartones y restos de envases/embalajes no se deben acumular en el suelo, estanterías o lugares de trabajo, se deben depositar en recipientes específicos y tomar las medidas necesarias para retirarlos según se van generando.

Los desechos de materias combustibles se deben depositar alejados de los focos de calor y retirar antes de proceder a cualquier operación de soldadura, para evitar el peligro de incendio.

Herramientas y utensilios:

Cuando se realizan trabajos en altura hay que evitar la caída de materiales y herramientas, para no lesionar a las personas situadas en un nivel inferior.

Legislación sobre la seguridad en almacenes

seguridad laboral almacén

Durante la vida laboral de las personas, debemos proteger su seguridad, al igual que debemos velar por la seguridad en almacenes, los equipos de trabajo, los materiales, las instalaciones, las mercancías, etc. Desempeñar ciertas tareas en un trabajo puede desencadenar en diversos peligros con distinto grado de gravedad.

Los responsables en seguridad tienen que tener claro qué deben hacer en cada casuística, cómo deben solucionarlo y cómo conseguir que los demás también lo hagan, pero, ante todo, que se hagan actos de seguridad responsables.

Ciertas actividades o máquinas pueden desencadenar peligros, a través de los cuales se establecen “Normas de Seguridad Laboral”

Gracias a las normas de seguridad mejoramos las condiciones de trabajo e intentamos minimizar al máximo los riesgos a que se produzcan accidentes, es por ello que todos los trabajadores de la empresa deben acometer en su cumplimiento.

La conducta que hay que seguir durante el manejo de máquinas o equipos, la manipulación de mercancías, etc., es regulada por la “Ley de Prevención de Riesgos Laborales” y sus sucesivos reales decretos en caso de peligro e incendio.

Normas y legislación sobre la seguridad laboral

A continuación, clasificamos las normas que se refieren a la seguridad laboral:

  • Normas generales: en las normas generales viene incluidos temas comunes, así como el cumplimiento de estas normas que se extiende a todos los trabajadores de una organización.
  • Normas específicas: estas normas están directamente relacionadas con actividades de alto riesgo, tratando la forma en que deben realizarse tareas y operaciones críticas.
  • Permisos y formas de trabajo: estos permisos se adoptan a aquellas operaciones que tienen una naturaleza calificada como de alto riesgo.

Por otro lado, también es conveniente practicar acciones preventivas no solo desde el punto de vista de obligatoriedad, sino también desde el punto de vista de necesidad.

La prevención de riesgos laborales es necesaria para los siguientes estamentos:

  • La empresa tiene que elaborar normas preventivas para cada situación, así podrá evitar pérdidas derivadas de accidentes y enfermedades profesionales.
  • El trabajador, por su parte, debe tener un comportamiento preventivo. Cuando no toma las medidas de seguridad necesarias, es susceptible de sufrir accidentes, enfermedades profesionales, etc., que pueden repercutir negativamente tanto en su economía, como en su puesto de trabajo y su profesionalidad.
  • Las Mutuas de Accidentes tienen que cumplir una función social que lleva implícita la acción preventiva.
  • Las organizaciones sindicales y las asociaciones empresariales cuentan con unidades específicas que impulsan la acción preventiva, en defensa de los intereses de sus asociados, por razones sociales y morales humanitarias.

Legislación básica

Las leyes y normas que regulan la prevención de riesgos laborales y el ámbito de obligaciones para todos los efectos son:

  • La Constitución Española.
  • El Estatuto de los Trabajadores.
  • La Ley de Prevención y Riesgos Laborales.

seguridad-laboral

La Constitución Española dice: “los poderes públicos fomentarán una política que garantice la formación y readaptación profesional, velarán por la seguridad e higiene en el trabajo y garantizarán el descanso necesario, mediante la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas y la promoción de centros adecuados” (Art. 40.2).

Además, en el Art.43 obliga a los poderes públicos a desarrollar una política de protección de la salud de los trabajadores, a través de medidas preventivas y prestación de los servicios necesarios.

Estatuto de los trabajadores

El estatuto de los trabajadores señala las obligaciones de empresarios, técnicos, mandos intermedios, trabajadores y sus representantes legales en lo referente a la prevención de riesgos laborales.

EL Art. 4.2, d) dice: “los trabajadores tienen derecho a su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene”.

El Art. 5 señala que los trabajadores tienen que cumplir las obligaciones concretas de su puesto de trabajo y observar las medidas de seguridad e higiene que adopte la empresa.

El Art.19 se dedica a la Seguridad e Higiene y dice lo siguiente:

  1. El trabajador, en la prestación de sus servicios, tendrá derecho a una protección eficaz en materia de seguridad e higiene.
  2. El trabajador está obligado a observar en su trabajo las medidas legales y reglamentarias de seguridad e higiene.
  3. El trabajador tiene derecho a participar, por medio de sus representantes legales, en la inspección y control de las medidas de seguridad e higiene.
  4. El empresario está obligado a facilita una información práctica y adecuada en materia de seguridad e higiene a los trabajadores que contrata.

Los derechos y obligaciones concernientes a la relación laboral se regulan por:

  • Las disposiciones legales y reglamentarias del Estado.
  • Los convenios colectivos.
  • La voluntad de las partes.
  • Los usos y costumbres locales y profesionales.

Ley de Prevención de los Riesgos Laborales

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995 de 8 de noviembre, BOE de 10 de noviembre) tiene por objetivo “promover y proteger la seguridad y la salud de los trabajadores mediante la aplicación de medidas y el desarrollo de la actividades necesarias para la prevención de riesgos derivados del trabajo”.

La Ley se estructura en 7 capítulos y cada uno de estos consta de una serie de artículos, cuyo contenido viene expuesto a continuación:

Capítulo I. Objeto, ámbito de aplicación y definiciones (Art. 1 al 4.). También detalla una serie de definiciones básicas en el desarrollo de la misma, como prevención, equipos de trabajo, salud laboral, riesgos, etc.

Capítulo II. Política en materia de prevención de riesgos para proteger la seguridad y la salud en el trabajo (Art. 5 al 13). Detalla los objetivos de esta política, así como las actuaciones de las Administraciones Públicas, el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y otros organismos relacionados con la prevención y competencias en materia sanitaria.

Capítulo III. Derechos y obligaciones (Art. 14 al 29). Detalla los derechos y las obligaciones derivados de los riesgos laborales y los principios de protección y acción preventiva, tanto de empresarios como de trabajadores.

Capítulo IV. Servicios de prevención (Art. 30 al 32). Especifica la forma de llevar a cabo, en la empresa, la organización de los servicios de acción preventiva y protección de riesgos profesionales.

Capítulo V. Consulta y participación de los trabajadores (Art. 33 al 40). Establece los derechos de consulta y participación de los trabajadores en las cuestiones que afectan a la seguridad y la salud en el trabajo, así como las facultades de los Delegados de Prevención y el Comité de Seguridad y Salud.

Capítulo VI. Obligaciones de los fabricantes, importadores y suministradores (Art.41). Establece las obligaciones de estos colectivos, los cuales deben asegurar una comercialización segura de los equipos, máquinas, herramientas, etc. favoreciendo la seguridad de los usuarios.

Capítulo VII. Responsabilidades y sanciones (Art. 42 al 54). Detalla las responsabilidades que acarrea el incumplimiento de la ley, así como sus respectivas sanciones.

En nuestros almacenes, las estanterías metálicas son equipos de trabajo, que deben ser inspeccionadas por lo menos, 1 vez al año por una persona experta, externa e independiente. En ITE, buscamos garantizar a nuestros clientes la máxima seguridad y que den cumplimiento a la exigencia de las leyes vigentes.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: