Archive | octubre 2012

UNA ESTANTERÍA CON CLASE

Este podría ser el slogan de una conocida multinacional del mueble de origen nórdico para promocionar su próxima línea de estanterías. Pero nada más lejos de la realidad.

El concepto de clase asociado a una estantería está recogido en la norma UNE EN 15620 “Almacenaje en estanterías metálicas. Estanterías regulables para carga paletizada. Tolerancias, deformaciones y holguras”.

De acuerdo a lo especificado en esta norma las estanterías regulables para carga paletizada se clasifican en diferentes clases en función de la aplicación y del tipo de equipo de manutención que se utilice. La clase de la estantería es un dato importante y se ha de tener en cuenta para el diseño y cálculo del sistema de almacenaje, ya que las holguras y tolerancias varían de una clase a otra.

La norma establece las siguientes clases:

Clase 100: estantería para carga paletizada dispuesta como un sistema de pasillos muy estrechos operada mediante un transelevador. Los transelevadores se controlan de forma automática, no disponen de un sistema de posicionamiento adicional en las ubicaciones de la unidad de carga y se utilizan normalmente para sistemas de almacenaje inferiores a 18 m. de altura.

Clase 200: Instalaciones operadas con transelevador, pero a diferencia de la clase 100, los transelevadores de la clase 200 sí disponen de un sistema adicional de posicionamiento de las unidades de carga. También se incluyen en esta clase las instalaciones operadas por transelevadores controlados de forma manual.

Clase 300A, conductor arriba: instalaciones con pasillo muy estrecho que solo alberga la carretilla y la unidad de carga. El puesto de conducción se desplaza verticalmente junto con la unidad de carga con ajuste manual de altura para posicionar, o bien permanece en el suelo con un Circuito Cerrado de TV (CCTV). Las carretillas están guiadas generalmente por carriles o cuentan con un sistema de guiado por inducción.

Clase 300B, conductor abajo: instalaciones de pasillo muy estrecho en el que el conductor de la carretilla permanece a nivel de suelo y no dispone de un sistema de ayuda de visión indirecta.

Clase 400: es la clase más habitual. Está operada por carretillas retráctiles o contrapesadas. El pasillo tiene el ancho suficiente que permite a las carretillas realizar giros de 90º para cargar y descargar.

Y su estantería, ¿tiene clase?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: